¿Ampliación de la vida útil de los S-70?

Por Gorka L Martínez Mezo

Actualización 27 mayo de 2016

El pasdo día 21 durante la jornada de puetar abierta celebrada en el astillero, Navantia procedió a la extracción del S-74 del taller de Cartagena, en la fase final de su cuarta gran carena que le permitiría operar con seguridad otros siete años más.

La Armada, en colaboración con la DCNS francesa continúa los estudios orientados a posibilitar una quinta y última gran carena a los submarinos S-70 en servicio para permitir mantener una flotilla de tres unidades hasta la entrada en servicio de los nuevos S-80 modificados.

DE PUERTAS ABIERTAS 21-V-2016 6(1)

De acuerdo con la noticia publicada por defensa.com, el proyecto pasaría por un estudio detallado buque a buque para comprobar si reúnen las condiciones necesarias para proceder con esa quinta gran carena.

Artículo original:

Debido a los retrasos acumulados en el desarrollo y construcción de los futuros submarinos de la clase S-80, al parecer la Armada estaría barajando la posibilidad de ampliar la vida útil de alguno de los tres submarinos de la serie 70 aún en servicio. Si bien no hay aún demasiados detalles públicos, vemos poco probable la “resurrección” del Mistral, dado de baja en 2012 y usado de fuente de repuestos para sus hermanos.

De acuerdo con las declaraciones del presidente del comité de empresa del astillero, Eduardo Aranda, realizadas el pasado 2 de septiembre y reflejadas por el diario LA VERDAD de Murcia:

«El objetivo es que el diseño del submarino esté listo a finales de este mismo año, y a comienzos de 2016 se abra la fase de producción del mismo. Unos objetivos que por el momento se están cumpliendo y cuentan con presupuesto por parte del Ministerio de Defensa»

De acuerdo con estas declaraciones, la empresa calcula que se podría proceder a la botadura del primer S-80 durante el año 2018, dentro de tres años aproximadamente. Si calculamos al menos dos años de pruebas operativas, lo propio para un diseño de nuevo cuño del cual el S-81 sería su prototipo, la nave no estaría operativa hasta 2020 de manera realista. Calculando de nuevo un ritmo de entrega de una unidad cada dos años de forma que las enseñanzas de las pruebas de mar del S-81 puedan ser asimiladas por el resto de la clase, hablaríamos de unas fechas de entrega de 2022, 24 y 26, aunque podríamos calcular una fecha final entre 2024 y 2025, dentro de nada menos de 10 años.

¿Cuál sería pues el estado de la Flotilla de Submarinos? Verdaderamente triste: si hoy hay tres unidades en servicio (una sometida a un periodo de mantenimiento mayor durante un año al menos), para 2020 podríamos contar sólo con este último, el Tramontana, en servicio. Por tanto, plantear la posibilidad de alargar la vida operativa de las naves en servicio tiene un gran sentido, ya que permitiría mantener al menos un par de unidades operativas hasta completar la entrega de los cuatro serie 80 a mediados de la década.

Como es lógico, la Armada Española se habría puesto en contacto con DCNS S.A, el organismo semi público francés origen del diseño y con la capacidad técnica de acometer este tipo de estudio. Aparte de la capacidad técnica, tiene la experiencia de haber realizado una gran carena al antiguo submarino Ouessant, dado de baja en 2001, entre 2004 y 2005 tras cuatro años de abandono tras ser dado de baja por la Marine Nationale y amarrado a la espera de una decisión final sobre su futuro.

Ilustración 1: El Tramontana preparándose para inicial su gran carena en 2014. A bordo del dique flotante preparado para ser puesto a seco y transportado al interior de la nave de mantenimiento de Navantia Cartagena (Navantia)

Si bien está claro que los S-70 supervivientes tienen unos cuantos años a cuestas, no nos cabe duda de que existe la posibilidad de ampliar su vida útil, que podríamos calcular en 30 años, de los cuales 25 años operativos y cinco años en cuatro/cinto grandes carenas de entre 12 y 14 meses de duración. Ese es uno de los “defectos” que se suelen achacar a los diseños de origen francés, sus importantes necesidades de mantenimiento. En principio, una gran carena cada cinco años supone un coste elevado en comparación con otros diseños (léase, alemanes) con menores necesidades de mantenimiento (al menos teóricas). Permite una gran seguridad y la posibilidad de realizar trabajos de actualización mayor de manera periódica, además de permitir el reemplazo de sus baterías (de vida útil limitada) de forma periódica y programada

Ilustración 2: El TRAMONTANA en el interior de la factoría de Navantia-Cartagena. Apertura del casco de presión

Veamos una breve síntesis de la vida operativa de los submarinos clase AGOSTA construidos desde el principio del programa a primeros de los 70.

Empezando por los franceses, el programa fue autorizado en 1972 y sus quillas fueron puestas a mediados de los 70, hace ya 40 años. La baja de los submarinos clase AGOSTA se tomó tras la decisión de la Marine Nationale de mantener únicamente submarinos de propulsión nuclear en servicio. De ahí que fueran dados de baja con entre 20 y 23 años de servicio activo:

  • Agosta (S 620) – Entró en servicio en 1977 y fue dado de baja en 1997 con 20 años de uso. Usados para pruebas de resistencia estructural.
  • Bévéziers (S 621) Entró en servicio en 1977 y fue dado de baja en 1998 con 21 años de uso
  • La Praya (S 622) – Entró en servicio en 1978 y fue dado de baja en 2000 con 22 años de uno
  • Ouessant (S 623) – Entró en servicio en 1978 y fue dado de baja en 2001 con 23 años de uso.

Los astilleros franceses construyeron otras dos unidades para su exportación a la República Sudafricana. Puesta su quilla a continuación de los buques encargados por la MN, acabaría en Pakistán donde aún están en servicio:

  • PNS Hashmat (S135): Encargado por la armada sudafricana (SAN) como SAS Astrant en 1975. Puesto en grada en 1977. Su entrega fue bloqueada por el embargo de armas decretado en la Resolución 418 de Naciones Unidad. Vendido a Pakistán, fue dado de alta en febrero de 1979.
  • PNS Hurmat (S136): Encargado por la armada sudafricana (SAN) como SAS Adventorous en 1975. Puesto en grada en 1977. Su entrega fue bloqueada por el embargo de armas decretado en la Resolución 418 de Naciones Unidad. Vendido a Pakistán, fue dado de alta en febrero de 1980

Los dos submarinos pakistaníes llevan pues 36 y 35 años en servicio. Hay intención de reemplazarlos por submarinos de origen chino, pero aún no hay anda concreto y oficialmente siguen en servicio junto a los tres Agosta 90B encargados en los años 90.

Podemos ver pues cómo los submarinos españoles son los benjamines de la familia, reemplazo natural de los muy exitosos S-60/DAPHNE. Un total de cuatro buques fueron encargados en dos contratos, siendo los cuatro buques algo diferentes entre ellos al ir aplicándose mejoras durante su construcción, especialmente en el caso de los dos últimos. Y añadimos las posibilidades que se nos ocurren para alargar su vida útil:

  • Galerna (S-71). En servicio desde enero de 1983, activo durante 32 años. Se rumorea su baja a lo largo de 2016. El más antiguo de los submarinos en servicio, posiblemente podría soportar una nueva gran carena para alargar su vida útil 5 años más. Llegando a los 40 años de vida en 2023.
  • Siroco (S-72). Fue dado de baja en junio de 2012 con casi 30 años de uso aunque podría haber sido sometido a una nueva gran carena. Nos parece dudoso que sea rentable volver a ponerlo en servicio.
  • Mistral (S-73). En servicio desde junio de 1985, activo durante 30 años. Fue sometido a una gran carena entre 2012 y 2014, con lo que podría permanecer operativo hasta 2019….. o someterse a una nueva carena para alargar su vida útil hasta 2025 aproximadamente, para ser dado de baja con 40 años.
  • Tramontana (S-74). El más moderno de los cuatro, en servicio desde noviembre de 1984, activo durante 31 años y sometido a una gran carena iniciada a finales del año pasado y que debería mantenerlo en servicio hasta 2020 aproximadamente.

Ilustración 3: Una gran carena es un trabajo complejo en el que básicamente se desmonta el submarino, todos sus componentes son revisados y aquellos cuyo estado lo requiera son sustituidos (Navantia)

Parecería lógico pues alargar la vida útil de Mistral con otra gran carena en 2019 o bien alragr la vida útil del Galerna hasta 2023, dejando dos S-70 en activo hasta que haya dos S-80 operativos en el horizonte 2025.

Ilustración 4: El S-73 Mistral preparándose para ser puesto a flote tras su última gran carena (Navantia)

¿Existen antecedentes? Pues sí, tenemos el caso del Ouessant, dado de baja en 2001 y “resucitado” por DCNS entre 2004 y 2005 como parte de contrato SCORPENE con Malasia, el cual incluía el entrenamiento de un núcleo de tripulantes malasios en Francia, que en aquel momento carecía de submarinos de propulsión convencional. La carena del Ouessant permitía mantenerlos en servicio hasta 2010, aunque finalmente fue inmovilizado en 2009 y cedido a Malasia donde se haya expuesto como submarino museo.

Ilustración 5: El Ouessant como museo en Melaka, Indonesia desde 2011 (amazingmelaka.com)

Parece pues razonable y posible alargar la vida útil de los S-70, aunque deseamos que se resuelvan por fin los problemas que acucian al proyecto S-80.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s