El naufragio del guardacostas venezolano ANBV Naiguatá (CG-23)

HUNDIMIENTO DEL GUARDACOSTAS NAIGUATÁ DE LA MARINA VENEZOLANA TRAS SUFRIR ABORDAJE CON EL CRUCERO PORTUGUÉS RESOLUTE

Durante estos últimos meses se ha estado produciendo una escalada en la tensión diplomática entre Venezuela y los EE.UU. cuando la US Navy desplegó una potente fuerza naval en la zona del Mar Caribe para luchar contra el narcotráfico, después de que el presidente estadounidense Donald Trump acusara a su homólogo venezolano Nicolás Maduro de fomentar el tráfico de estupefacientes, despertando los temores de Caracas sobre una posible intervención militar de Washington.

Coincidiendo con este clima de tensión, que además se ha solapado con la pandemia global de coronavirus, nos encontramos con la noticia de que un buque de pasajeros con bandera portuguesa ha abordado y hundido a un patrullero de la Marina Bolivariana de Venezuela al nordeste de la isla Tortuga cuando procedía a un registro de tráfico marítimo, despertando en seguida el interés por el suceso dentro de este clima de tensión regional, que por fortuna parece que se ha resuelto sin víctimas.

naiguata resolute naufragio hundido foro naval (2)

El guardacostas Naiguará tenía un hermoso porte, contando con un diseño y prestaciones muy avanzadas (FOTO: Armada Bolivariana de Venezuela)

Y es que ocurrió que el buque de vigilancia de litoral (BVL) ANBV Naiguatá (CG-23) estaba realizando una navegación de patrulla el pasado día 30 de marzo del presente 2020 cuando contactó con el crucero de pasajero portugués RCGS Resolute, fletado por Columbia Cruise Services a la naviera alemana Hapag-Lloyd, a unas presuntas 15 millas al noroeste de la Isla Tortuga, pidiendo que se detuviera para realizar una visita de registro sobre las 00:45 de la noche.

Según los primeros datos, parece que el buque portugués no quiso detenerse por argumentar que estaba en aguas internacionales, por lo que el patrullero venezolano, que consideraba que se hayaba dentro de su Zona Económica Exclusiva (ZEE) se le fue aproximando al tiempo que realizó fuego de aviso con armas ligeras de 5,56 mm por delante de la proa para que se detuviera. El Resolute aumento su velocidad y en algún momento de la persecución ambos barcos colisionaron, con la mala situación de que el patrullero quedó cruzado por delante de la proa del crucero portugues, tal que si fuera una maniobra clásica de “cortar la T”, siendo embestido en su parte central y provocando en el buque venezolano una gran vía de agua que le hizo perder la flotabilidad hasta el punto de resultar hundido.

naiguata resolute naufragio hundido foro naval (13)

El Resolute es un crucero de pequeño tamaño que está orientado al turismo de exploración polar, por lo que su casco es muy robusto y resistente (FOTO: Columbia Cruise Services)

En un primer momento, las autoridades venezolanas acusaron al crucero RCGS Resolute de piratería por atacar y embestir a propósito al patrullero ANBV Naiguatá, por considerar que estaba huyendo por transportar a un grupo no identificado de mercenarios (aunque no se han aportado pruebas al respecto) abandonando también de la zona sin rescatar a los náufragos del buque guardacostas, lo que podría haber causado víctimas mortales. Por otra parte la operadora Columbia Cruise Services informó que el buque venezolano se le echó encima para tratar de cambiar su rumbo de tal forma que acabó colisionando con el crucero, y que tras el suceso, permaneció una hora en la zona para prestar asistencia a los náufragos de la patrullera hundida hasta que el Centro de Coordinación de Rescate Conjunto (JRCC) le autorizó a seguir su marcha, negando así cualquier acusación de agresión o piratería.

COMPARACIONES CON OTROS CASOS SIMILARES

Este incidente recuerda en gran medida al ocurrido el 2 de octubre de 1942 cuando el trasatlántico RMS Queen Mary de la Cunard embistió y hundió al crucero ligero HMS Curacao (D-41) de la Royal Navy siguiendo su andar sin detenerse para auxiliar a las víctimas, repitiéndose el caso en el que un buque de pasajeros aborda y hunde con gran facilidad a un buque de guerra y se aleja de la zona sin rescatar a los náufragos. En este caso se perdieron unas 338 vidas de la dotación del buque militar. Nadie achacó el accidente a una falta de calidad del astillero que construyó el buque de guerra, sino a una negligencia compartida de los capitanes implicados en el accidente.

naiguata resolute naufragio hundido foro naval (0o0)

Ilustración de 1941 mostrando el momento en el que el trasatlántico Queen Mary embiste al crucero ligero HMS Curacao. Normalmente en caso de abordaje suele perder el buque más ligero.

Por contra, en este último naufragio acaecido entre los buques venezolano y portugués, aparecieron varios comentarios tóxicos, sin criterio ni fundamento, que acusan a Navantia de una posible falta de calidad en la construcción del buque de guerra perdido, en lo que parecía que iba a ser otra injusta y esperpéntica reedición de la situación vivida con la fragata noruega HNoMS Helge Ingstad (F-313), cuando, también de noche, se estampó contra el petrolero maltés Sola TS tras un cúmulo de negligencias y errores humanos de su dotación, si bien la Comisión de Investigación de Accidentes de Noruega trató culpar sin pruebas al astillero Navantia sobre una presunta y no demostrada falta de estanqueidad, que bien pudo costarle al astillero español ganar el concurso del programa de fragatas canadiense por una publicidad negativa y presuntamente difamatoria. Finalmente la Marina Real de Noruega realizó una investigación exhaustiva que exoneró a Navantia de toda culpabilidad y demostró que la responsabilidad final recaía en el comandante de la fragata y en la falta de adiestramiento de la dotación.

Igualmente varios medios señalaron en paralelo con este caso que otro buque venezolano similar, el ANBV Warao (PC-22) también construido por Navantia, embarrancó en agosto del año 2012 contra un arrecife de coral de la costa de Recife da Velha, cerca del puerto barsileño de Fortaleça, sufriendo daños severos en su casco y semihundiéndose. Tras ser rescatado por el buque dique holandés Rolldock, fue trasladado hasta Venezuela, donde se encuentra en situación de “desmovilización” desde 2016 esperando a que pueda ser reparado algún día en el futuro, sino acaba antes dado de baja total y desguazado. Curiosamente en este caso no se escuchó ninguna voz acusando a Navantia de falta de calidad, ya que resultó muy evidente que el buque se perdió por una presunta negligencia en la navegación, toda vez que cuando ocurrió el suceso iba acompañado de su gemelo de la misma clase, el ANBV Kariña (PC-24), que no sufrió ningún percance.

naiguata resolute naufragio hundido foro naval (15)

Parece que la Marina venezolana tiene una cierta mala suerte, pues ha perdido dos modernas unidades en muy poco tiempo. Aquí podemos ver al patrullero Warao semihundido, con el Kariña abarloado a su costado para rescatar a la dotación tras naufragar (FOTO: Armada Bolivariana de Venezuela)

¿POSIBLE NEGLIGENCIA O ATAQUE PREMEDITADO?

Si analizamos un poco los hechos podemos comparar que en la Armada Española y en la mayoría de marinas militares de la OTAN, el protocolo o procedimiento de visita y registro se realiza de manera muy distinta a como la efectuó el patrullero Naiguatá. Para empezar el buque militar no debe aproximarse ni acercarse mucho al barco que quiere detener y registrar, sino que lo que hace es navegar a cierta distancia y en paralelo mientras se envía una lancha tipo RHIB con un equipo o trozo de visita y registro, que recibe así cobertura y protección directa del buque desde el que opera, que puede emplear sin problemas el armamento principal para proporcionar seguridad en caso de respuesta violenta o maniobrar con tiempo de reacción para evadir una posible aproximación agresiva buscando el abordaje.

Por contra el buque venezolano se aproximó al barco portugués sin mantener la distancia de seguridad, de forma que, o bien se cruzó por delante de su proa siendo embestido durante la confusión de la oscuridad de la noche, o bien el barco portugués le pasó por ojo deliberadamente abordándolo al cambiar de rumbo sorpresivamente. En cualquier caso este asunto de deberá de dilucidar y esclarecer por parte de la comisión investigadora para señalar las responsabilidades de las partes implicadas.

naiguata resolute naufragio hundido foro naval (10)

El guardacostas Naiguatá durante su fase de navegación de pruebas en la bahía de Cádiz, previa a su entrega a la Marina venezolana (FOTO: Navantia)

No obstante, y para entender lo sucedido entre el ANBV Naiguatá (CG-23) y el RCGS Resolute debemos comparar las características de ambos buques:

El Naiguatá es uno de los cuatro buques del tipo Avante 1.400 diseñados y construidos por Navantia en su astillero gaditano de San Fernando en el año 2009, siendo un desarrollo avanzado de la clase Serviola (P-70) que opera la Armada Española, siendo también a su vez un antecesor de los actuales Buques de Acción Marítima (BAM) de la clase Meteoro (P-40) que también opera la Armada Española y con los que guarda un cierto parecido. Se diseñaron para la protección y defensa del tráfico marítimo, vigilancia de la Zona Económica Exclusiva, combate contra el contrabando y el narcotráfico, búsqueda y rescate, lucha contra la contaminación y los vertidos marinos. También dispone de una pequeña capacidad para transportar a una treintena de infantes de Marina con todo su equipamiento, contando en la popa con una rampa de despliegue para botar y recuperar lanchas del tipo RHIB para el apoyo de operaciones anfibias. Igualmente dispone de una cubierta de vuelo en la popa para helicópteros medios, del tamaño de un AB-212 o un AS-565 Panther. Tiene un desplazamiento de 1.500 toneladas, con una eslora de 80 metros y una manga de 11,5 metros. Su dotación es de 44 tripulantes. Su velocidad es de 22 nudos con una autonomía de 4.000 millas a 16 nudos. Su armamento consiste en un cañón Oto-Melara de 76/62 mm, un cañón Oerlikon Millenium GDM-008 de 35 mm y dos ametralladoras Browning de 12,70 mm. Su equipamiento electrónico consiste en un radar Thales 2D de navegación, un control de tiro Dorna FABA, sistema de combate Thales NLFC y comunicaciones por satélite CONMIT. Con todo este moderno equipamiento, cuesta entender cómo no pudieron evitar la colisión y acabar hundido por un buque de pasajeros.

naiguata resolute naufragio hundido foro naval (8)+

El crucero Resolute en su elemento. Este buque tiene un casco de acero reforzado para navegar entre placas de hielo polar (FOTO: Columbia Cruise Services)

El otro buque involucrado en este incidente es el crucero de pasajeros de lujo con categoría de cinco estrellas Resolute, construido en 1991, de 8.300 toneladas de desplazamiento, con una eslora de 124 metros y una manga de 18 metros. En su equipamiento de serie cuenta con 14 lanchas RHIB Zodiac para desembarco de turistas y pasajeros en los viajes de expedición polar. Precísamente lo llamativo de este buque es que su casco está diseñado y construido para las navegaciones polares, contando con la clasificación DNV GL E4 que le hace ser resistente a los témpanos de hielo, contando por ello con una gran robustez y resistencia, en especial en la parte de su proa, que está muy reforzada para abrirse paso a través de las placas de hielo en mares polares. Su velocidad máxima es de 16 nudos, teniendo una autonomía de 8.600 millas náuticas.

Como podemos ver, el crucero Resolute desplaza casi ocho veces más que el patrullero Naiguatá y tiene un casco más robusto y fuerte, lo cual explicaría el motivo por el que el buque portugués apenas sufrío ningún daño mientras que el buque venezolano colapsó y se hundió al no poder resistir el golpe, siendo el área dañada del casco un lugar determinante para el resultado, ya que la parte central suele ser la que mayor flotabilidad aporta a los barcos, hayándose allí también los equipos y partes más vitales, como la sala de máquinas.

naiguata resolute naufragio hundido foro naval (7)+

El Resolute es un crucero de lujo, del tipo “boutique” diseñado para el turismo de exploración polar (FOTO: Columbia Cruise Services)

CONCLUSIONES PROVISIONALES

Aunque en estos tiempos recientes hemos podido ver varias colisiones entre buques mercantes con buques militares, parece que a pesar de las lecciones aprendidas estas situaciones volverán a producirse, como ya vimos en su momento con los casos de los destructores USS Fitzgerald (DDG-62) cuando colisionó con el mercante ACX Crystal el 17 de junio de 2017 y el USS John S. McCain (DDG-56) cuando colisionó también contra el mercante Alnic MC el 21 de agosto de 2017, solo que en estos dos casos el alto adiestramiento de los marineros de la US Navy salvaron sus buques de acabar hundidos.

Así pues podemos pensar que quizás pudo fallar el nivel de adiestramiento del equipo de seguridad interior y del control de daños del Naiguatá, que fue incapaz de contener la inundación, o bien que la colisión fue tan grande que imposibilitó que el buque pudiera salvarse. No obstante si desde el puente se hubiera estado atento a las maniobras y el guardacostas hubiera mantenido distancia con el buque portugués siguiendo los protocolos habituales que explicamos antes, es probable que la colisión nunca se hubiera producido y la nave no se hubiera perdido.

naiguata resolute naufragio hundido foro naval (9)

Botadura del Naiguatá CG-23 el 24 de junio de 2009 en el astillero de Navantia en San Fernando (FOTO: Navantia)

Otro punto a debate es el lugar donde ocurrió el incidente. Según Venezuela, este hecho ocurrió a ocho millas al noroeste de la Isla de Tortuga, es decir, dentro de las aguas territoriales venezolanas, mientras que los representantes del crucero portugués afirman que el incidente ocurrió a 13,3 millas de la Isla Tortuga, lo cual situaría al Resolute en aguas internacionales.

Además, habría que considerar el derecho de paso inocente del buque para llegar a su destino, lo que supondría que para poder registrar al crucero portugués, la Marina venezolana debería de haber pedido autorización al gobierno del país donde está registrado el barco, o previo contacto, vía radio, para pedir consentimiento.

No obstante llama la atención que el Resolute no ha explicado aún el motivo por el que se negó a la visita y registro del guardacostas venezolano, lo que hace aumentar las posibles sospechas sobre el asunto. De todas maneras el tiempo nos dirá en qué ha quedado esta curiosa y misteriosa historia.

Juan C. Ortiz (FORO NAVAL)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s