Cuando el Juan Sebastián de Elcano de la Armada Española abordó al A.R.A. Libertad de la Armada Argentina en la OP SAIL 76

El bergantín-goleta de la Armada Española Juan Sebastián de Elcano (A-71) sufrió, hace hoy 46 años, durante su participación en la gran regata de 1976 que conmemoraba el Bicentenario de la Independencia de los EE.UU., una desafortunada colisión con la fragata ARA Libertad (Q-2) de la Armada Argentina.

En el año 1976 el buque escuela de la Armada Española Juan Sebastián de Elcano (A-71) partió desde Cádiz, al mando del Capitán de Navío Nalda y Díaz de Tuesta, para participar en la Regata de grandes veleros que iba a conmemorar el Bicentenario de la Independencia de los Estados Unidos coincidiendo con su XLVIII Crucero de Instrucción Naval.  

Momento de la salida en la que se puede ver al ARA Libertad a punto de interponerse delante de la proa del Juan Sebastián de Elcano (FOTO: Sail Trainning Association)

Tras hacer escala en Tenerife, el bergantín goleta de la Armada cruzó el Océano Atlántico hasta el Mar Caribe, donde se unió al resto de la flota de grandes veleros concentrada en las Islas Bermudas, integrada por 94 buques de diferentes nacionalidades, para realizar la manga comprendida entre Bermudas y Newport y medirse con los más notables veleros de gran porte de todo el mundo participantes en la OP SAIL 76.

El día 20 de junio amaneció nublado, pero con buena visibilidad en la zona de salida, donde soplaba un viento que oscilaba entre los 10 y los 15 nudos, lo que permitiría que los buques participantes hicieran una espectacular salida con todas las velas desplegadas. En cualquier caso, la Comisión de Regatas de la OP SAIL 76 lanzó un aviso a los veleros de mayor porte para que tuvieran precaución, ya que con su tamaño necesitan más tiempo y espacio para poder realizar maniobras con el aparejo.

Instante en el que el Juan Sebastián de Elcano aborda al ARA Libertad tras cortarle la «T» (FOTO: Sail Trainning Association)

A pocos minutos de dispararse el cañonazo que indicaba la señal de salida a las tres de la tarde en punto, todo se volvió bastante confuso y caótico en la regata cuando se produjeron varias colisiones desafortunadas, siendo las más destacadas la del velero portugués Gazela Primeiro, con casi un siglo de vida en sus cuadernas, que abordó al buque escuela rumano Mircea, colisionando por su popa seguidamente el velero noruego Christian Radich.  Al mismo tiempo, el buque escuela ARA Libertad (Q-2) de la Armada Argentina le cortó la proa en diagonal a varios buques que navegaban en paralelo y que pudieron maniobrar para evitar accidentarse hasta que en última instancia le cortó la proa al buque escuela Juan Sebastián de Elcano (A-71) de la Armada Española, que colisionó con el costado central de la banda de babor de la fragata argentina cuando se quedó sin margen de tiempo y espacio para maniobrar al estar a sotavento, tratando «in extremis» de evitar la colisión dando atrás toda con el motor en emergencia.

Momento en el que un estay de galop del Juan Sebastián de Elcano se engancha a un grillete de penol del ARA Libertad, que al tirar desarbola el bauprés y el trinquete (FOTO: Sail Training Association)

Cuando se produjo la colisión, el bergantín-goleta español quedó desarbolado por el impacto tras el abordaje, sufriendo daños destacables en el bauprés y el palo trinquete, que perdió el mastelero superior. Además, lo que fue más grave, el cabo segundo Benito, natural de Sevilla, sufrió varias heridas de consideración cuando estaba en su puesto en el mástil «Almansa», debiendo ser bajado con la ayuda de sus compañeros. No hubo más heridos gracias al jefe de maniobra, que ordenó soltar los tomadores de las velas cuando vio que a barlovento el gran velero argentino se les echaba encima cortándoles la proa.

El Juan Sebastián de Elcano queda desarbolado tras el abordaje con el ARA Libertad (FOTO: Sail Trainning Association)

Aunque los daños a bordo parecían muy llamativos en el aparejo del Juan Sebastián de Elcano, el casco no sufrió ningún daño significativo, pero al quedar el velero español desarbolado ya no podía participar en la regata, por lo que el comandante ordenó que se realizaran reparaciones de circunstancias y el buque escuela navegó por sus propios medios hasta el puerto de Hamilton y luego, desde allí navegaría a motor hasta el puerto de Newport (Rhode Island) donde arribó el día 26 de junio. Allí comenzaron las obras de reparación de las averías para tratar de volver a alistar al navío de la Armada a tiempo para que pudiera participar, representando a España, en los dos desfiles navales que se iban a celebrar en Bostón y en Nueva York en la conmemoración del 4 de julio, día en que se celebra la independencia de los Estados Unidos.

Sobre el accidente, debemos pensar en lo difícil que resultaba frenar un buque de unas 4.000 toneladas que navegaba a unos ocho nudos impulsado por el viento con todo el aparejo dado, cuya inercia debía contrarestarse con el motor dando atrás toda, que en esa época era un modelo de 1.500 cv de potencia. Además, el comandante del Juan Sebastián de Elcano no podía virar a babor, ya que podía abordar a otros buques que navegaban cerca y en paralelo.

Marineros del Juan Sebastián de Elcano ayudan al cabo segundo Benito, herido tras el abordaje al venirle encima el mastelero del trinquete. Estuvo tres semanas ingresado en un hospital de Hamilton para recuperarse de sus heridas (FOTO Sail Trainning Association)

Tras este suceso, la comisión de la Sail Trainning Association celebró una vista en Newport, con la asistencia de los comandantes del Juan Sebastián Elcano y del Libertad, así como testigos independientes, para determinar quién había sido el culpable de lo sucedido. Aunque en un principio el periodista William N. Wallance del New York Times trató de culpar al buque escuela español, el comité de regatas dictaminó, como órgano colegiado competente, qué velero estaba a barlovento y cuál a sotavento cuando se produjo el abordaje, por lo que tras deliberar los hechos descalificó al buque ARA Libertad (Q-2) al considerar que el Juan Sebastián de Elcano (A-71) tenía derecho de paso según se aplica en la Regla 12 del RIPA / COLREG. El coste de los daños sufridos en el buque español se calcularon en unos 20.000 dólares de la época.

Juan C. Ortiz (FORO NAVAL)

Desde Foro Naval le queremos dar las gracias a Francisco Jiménez y a J.R Díaz Balsa por la información de primera mano que han compartido con nosotros, ya que formaban parte de la dotación del Juan Sebastián de Elcano cuando sucedieron los hechos.

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE LA COLISIÓN

EL juan Sebastián de Elcano atracado en el Puerto de Hamilton para tratar de reparar los daños en la arboladura. La dotación desmontó el mastelero, sin ayuda de grua portuaria, cortando con soplete para que fuera reparado en un taller de la isla, pero al ser imposible debieron realizar los trabajos en Newport (FOTO: J.R. Díaz Balsa)
Vista general de los buques momentos antes de producirse la colisión, donde se puede observar que el ARA Libertad lleva rumbo de cortar la proa al Juan Sebastián de Elcano (FOTO: Smithsonian Museum)
Vista de las posiciones de los veleros tras la colisición entre el ARA Libertad y el Juan Sebastián de Elcano, donde se puede apreciar que el rumbo del velero argentino cortó las proas del Mircea rumano y el NRP Sagres portugués antes de abordar al velero español, cuando navegaban en paralelo con el mismo rumbo. Ya se pueden apreciar los daños en su arboladura (FOTO: Sail Trainning Association)
Instante en el que el ARA Libertad argentino le corta la «T» al Juan Sebastián de Elcano español (FOTO: USCG)
Momento en el que cae el mastelero del palo trinquete tras dañarse al abordar al ARA Libertad (FOTO: USCG)
El Juan Sebastián de Elcano se separa del ARA Libertad tras colisionar, perdiendo los foques tras engarcharse el grillete de penol de una verga del ARA Libertad con un estay de galop del Juan Sebastián de Elcano (FOTO: USCG)
Instante en el que el mastelero del palo trinquete se quiebra, cayendo los foques y quedando desarbolado el buque escuela español (FOTO: USCG)
Así se vio el momento de la colisión desde el buque escuela portugués NRP Sagres, que navegaba en paralelo con el Juan Sebastián de Elcano (FOTO: Marinha Portuguesa)
Los marineros portugueses del buque escuela portugués NRP Sagres fueron testigos de primera fila de la colisión entre el ARA Libertad y el Juan Sebastián de Elcano, con el que navegaba en curso paralelo (FOTO: Marinha Portuguesa)
Vista aérea del momento de la colisión, donde se puede observar que el ARA Libertad le corta la trayectoria al Juan Sebastián de Elcano. También se puede observar al velero Gazela Primeiro portugués cortándole la proa al buque escuela rumano Mircea y al Christian Radich noruego, mientras el NRP Sagres trata de salir por un hueco entre los buques accidentados (FOTO: Gilbert M. Grosvenor)
El Juan Sebastián de Elcano frente a los rascacielos de Nueva York en 1976, con su arboladura ya reparada, para participar en la parada naval del bicentenario de la independencia de los EE.UU. pintado por nuestro compañero de Foro Naval, Txema Prada

ForoNaval© 20/06/2022

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Prohibida su reproducción total o parcial sin permiso o mención a sus autores.

Una respuesta a “Cuando el Juan Sebastián de Elcano de la Armada Española abordó al A.R.A. Libertad de la Armada Argentina en la OP SAIL 76

  1. Pingback: VISITA DEL BUQUE ESCUELA ARGENTINO A.R.A. LIBERTAD (Q-2) AL PUERTO DE CÁDIZ | Foro Naval·

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s