Alexander von Humbolt I y II. Los buques escuela verdes de Alemania

Alemania es un país que, a pesar de su carácter continental, siente una gran atracción por la mar, siendo muy habitual encontrar toda clase de asociaciones náuticas y navales que no sólo fomentan las actividades marítimas, sino que también atesoran en museos grandes colecciones de piezas y buques históricos, lo que no deja de ser admirable si lo comparamos con nuestro propio país, que por lo general vive de espaldas a la mar a pesar de su historia y tradiciones.

Con este contexto en mente nos encontramos con la fundación Deutsche Stiftung Sail Training, creada en Bremerhaven como una organización sin ánimo de lucho en 1986, con la intención de inculcar en los jóvenes alemanes el espíritu y las habilidades sociales que sólo se aprenden conviviendo y trabajando en equipo en la mar y que les serán de utilidad para el futuro, como la tolerancia y el trabajo en equipo. Durante la navegación, la fundación trata de enseñar, dentro de un ambiente divertido y amistoso, las tradiciones marineras y el manejo de un barco, potenciando al mismo tiempo la voluntad de asumir responsabilidades y trabajar por el bien común.

El Alexander von Humbolt I navegando en las azules aguas de la bahía de Cádiz con sus características velas verdes durante la Gran Regata de Cádiz / Op Sail 2006. La foto fue sacada desde un helicóptero AB-212 de la Tercera Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves de la Armada Española (FOTO: José Francisco Díaz Mellado)

Para poder desarrollar estos objetivos, la fundación Deutsche Stiftung Sail Training buscó la manera de dotarse de un barco velero con el que desarrollar su labor, fijándose en un antiguo buque faro que era susceptible de adecuarse al modelo de buque escuela que se pretendía operar, siguiendo el mismo modelo del bricbarca Europa, operado exitosamente por la asociación holandesa Rederij Bark Europa BV con una finalidad muy similar y del que ya hemos hablado en este blog.

ALEXANDER VON HUMBOLT I

El barco que encontró la fundación Deutsche Stiftung Sail Training no era originalmente un buque escuela, sino que, como hemos indicado antes, se trataba de un buque faro llamado Reserve Sonderburg, que construido por el astillero AG Weser de Bremen en 1906 , servía de reserva para sustituir a otros buques faro que estuvieran averiados o en mantenimiento, operando principalmente en la costa alemana del Mar del Norte y el Mar Báltico.

Desde 1920 hasta 1945 el Reserve Sonderburg estuvo basado en la entrada báltica del Canal de Kiel, operando desde el final de Segunda Guerra Mundial de manera permanente en sustitución del buque faro Kiel, hundido durante un ataque aéreo del bando Aliado, hasta que en 1957 fue abordado accidentalmente por un buque mercante sueco que le provocó una gran vía de agua, causando su hundimiento. Ese mismo año fue reflotado, siendo reparado y modernizado durante un periodo de dos años, entrando de nuevo en servicio en 1959, hasta que en el año 1957 se construyó un moderno faro fijo en tierra, lo que provocó que el Reserve Sonderburg fuera destinado como sustituto de otro buque faro, el Amrumbank, también en la costa báltica, hasta que una vez más se instaló otro moderno faro en tierra firme, haciendo innecesario su servicio, por lo que fue dado de baja en 1985 tras sufrir otra nueva colisión con otro buque mercante, siendo llevado a remolque hasta el puerto de Bremenhaven, donde se le cambió el nombre original por el de Confidentia.

Vista por popa de la banda de babor del Alexander von Humbolt. Por estribor le acompaña el patrullero Laya (P-12) de la Armada, que actuó de apoyo a la seguridad de la Op Sail 2006 en la etapa gaditana (FOTO: José Francisco Díaz Mellado)

Cuando se creó la fundación Deutsche Stiftung Sail Training en la ciudad de Bremenhaven, se fijaron en el Confidentia, ya que era un barco robusto que se encontraba en buen estado a pesar de haber sufrido dos colisiones y un hundimiento, si bien había sido concienzudamente reparado, por lo que fue adquirido en 1988, siendo transformado en buque escuela y aparejado de bergantín-goleta. La Deutsche Stiftung Sail Training tuvo el acierto y la sensibilidad histórica de llamar a su nuevo buque Alexander von Humbolt, en recuerdo del gran naturalista e incansable viajero alemán, al mismo tiempo que le pintó el casco de color verde en homenaje de la histórica naviera alemana Rickmers shipping company de Bremen, que pintaba a sus grandes buques cabohorneros con el mismo color verde corporativo. Además, la fundación logró como patrocinador a la compañía cervecera Beck´s, por lo que tiñó también de color verde sus velas como maniobra publicitaria en honor de su benefactor.

Con su nuevo y llamativo aspecto verde, el flamante Alexander von Humbolt se hizo famoso rápidamente, siendo el centro de atención de todas las miradas en cuantos eventos de concentración de grandes veleros y regatas de buques escuelas participaba, logrando con ello el objetivo de dar a conocer el gran trabajo que hacía la fundación Deutsche Stiftung Sail Training.

El Alex (diminutivo con el que se le llama cariñosamente) ha funcionado con dos campañas anuales, una de verano por el Mar Báltico y otra de invierno en las Islas Canarias, que era uno de los rincones del planeta más queridos por el hombre que le da nombre al barco. El momento álgido del buque escuela siempre ha sido la participación en las concentraciones Op Sail y las regatas Tall Ships Race que se suelen convocar cada cuatro años, siendo por tanto un visitante habitual de los puertos españoles de Cádiz y de La Coruña, donde siempre causaba sensación por su llamativo color verde.

Bonita toma desde el aire del Alexander von Humbolt navegando en la Bahía de Cádiz con las velas recogidas, lo que permite apreciar su aspecto típico de buque faro de principios del siglo pasado. Como suele ser habitual en los grandes veleros, el palo de mesana contiene en su interior los escapes de los gases del motor (FOTO: José Francisco Díaz Mellado)

El Alexander von Humbolt ha recorrido unas 300.000 millas náuticas como buque escuela a los largo de sus veinte años de servicio, lo que representa el equivalente a 14 circunnavegaciones al planeta. Su navegación más larga se realizó en el año 2006, cuando realizó un viaje al Mar Caribe y Sudamérica en el centenario del nacimiento del naturalista y humanista Alexander von Humbolt, tratando de seguir la misma ruta que trazó Alexander von Humbolt en dichos territorios durante el siglo XIX, cuando eran parte integrante de la Corona Española. El momento culminante del viaje fue el cruce del mítico Cabo de Hornos a vela, lo que sin duda fue una proeza marinera de primer nivel. Como anécdota, en Alemania se titulan como “Albatrosses” a aquellos marinos que han logrado cruzar a vela el Cabo de Hornos, lo que se considera una especie de título honorífico entre los marinos germanos.

El Alexander von Humbolt I partiendo del puerto de A Coruña durante su participación en la Op Sail 2006 (FOTO: Manuel Candal)

Coincidiendo con la Feria de Abril de 2012, el Alexander von Humbolt ascendió por el Río Guadalquivir hasta Sevilla para someterse a unas necesarias obras de saneamiento, reparación y repintado del casco en los históricos astilleros de la ciudad hispalense. Desafortunadamente no se pudieron concluir los trabajos por falta de medios, ya que el buque era muy veterano y se determinó que el coste no merecía la pena, por lo que fue trasladado a su puerto base de Bremenhaven, donde se le retiró el motor y la hélice de manera permanente. Más tarde se le retiraron los mástiles de la arboladura para poder trasladarse a la ciudad de Bremen y poder pasar por debajo de sus puentes. Allí se les volvieron a instalar sus palos de nuevo, habiéndose reconvertido el venerable buque en la actualidad en un pequeño hotel flotante con restaurante. Al principio estuvo atracado junto al Der Europahafen de Bremen en 2015, si bien ya había planes hace cuatro años para ser trasladado al Die Schlachte, que es un bonito paseo marítimo que transcurre a lo largo de la orilla del Río Weser, en pleno Casco Antiguo de la ciudad de Bremen, donde hay atracados varios buques históricos y de interés turístico.

El Alexander von Humbolt I en su nueva ubicación en el paseo fluvial del Río Weser en la ciudad de Bremen, donde actualmente funciona como un hotel-restaurante flotante (FOTO: Michael Bahlo)

CARACTERÍSTICAS DEL ALEXANDER VON HUMBOLT I

Astillero: AG Weser, Bremen, Germany

Tipo: Bricbarca

Operador: Deutsche Stiftung Sail Training

Puerto de registro: Bremerhaven

Año de construcción: 1906

Botadura: 10 de septiembre de 1906

Desplazamiento: 396 t

Eslora: 62,55 m

Manga: 8,02 m

Calado: 4,8 m

Aparejo: 25 velas (1036 m²)

Propulsión: Motor auxiliar diésel MAN y velas

Potencia 375 kW

Tripulación: 60 (25 tripulantes y 35 cadetes)

Número OMI: 8626886

MMSI: 211227250

Indicativo de llamada: DFAW

ALEXANDER VON HUMBOLT II

Cuando la baja del buque escuela Alexander von Humbolt I se veía cercana, la fundación Deutsche Stiftung Sail Training encargó una nueva nave para sustituirla, encargando a los astilleros alemanes de Brenn- und Verformtechnik (BVT) sitos en Bremen su construcción en 2011 por un coste de quince millones de Euros, siendo desde el mismo momento de su origen un verdadero windjamer que con sus formas y arboladura recuerda a otros buques escuelas alemanes, como los de la clase Gorch Fock, de los que ya hemos hablado antes en este mismo blog.

Sobre este segundo Alexander von Humbolt diremos que se trata de un buque escuela aparejado de corbeta, construido con un casco de acero de 763 toneladas de desplazamiento, 65 metros de eslora y 10 de manga. Sus tres mástiles aparejan 24 velas con una superficie vélica de 1.360 m². El palo de mesana sirve también para ocultar los escapes del motor, teniendo tres salidas de gases a modo de coronamiento sobre la galleta del tope del mástil. El bautizo del, por entonces flamante buque escuela, tuvo lugar bajo un sol radiante el 24 de septiembre de 2011 en el que será su puerto base en la ciudad de Bremerhaven.

El, por entonces, nuevo Alexander von Humbolt II participando en la Gran Regata de Cádiz / Op Sail 2012. Llama la atención que aún no lucía las características velas de color verde que son su seña de indentidad (FOTO: José Francisco Díaz Mellado)

La fundación Deutsche Stiftung Sail Training mantiene de manera permanente una dotación fija de 25 marineros profesionales y cinco oficiales para tripular el barco con carácter voluntario, pudiendo embarcar 50 jóvenes cadetes civiles de entre 14 y 19 años que aprenderan habilidades marineras y náuticas, siendo la razón de ser de la fundación. La capacidad máxima del buque ronda unos 80 tripulantes, repartidos en 26 camarotes en configuraciones de 2, 3 y cuatro camas de estilo litera.

Lo primero que se hace con los jóvenes cadetes al embarcar es familiarizarlos con la rutina del buque y el estilo de vida a bordo, haciendo especial incapié en las medidas de seguridad, como el uso de arneses cuando se trepa a la arboladura para el manejo de las velas. Tambiíen cabe destacar que cuando el buque va tocando los diferentes puertos programados, se realizan visitas y actividades culturales en tierra, lo que ayuda a obtener nuevos conocimientos del entorno global que unicamente se pueden adquirir viajando, lo que está muy lejos del actual concepto del Turismo de Masas que tan poco encanto tiene.

El Alexander von Humbolt participando en la Gran Regata de Cádiz / Op Sail 2016, luciendo ya sus llamativas velas de color verde. Las banderas azules llevan los nombres de los patrocinadores que ayudan en la sostenibilidad del barco (FOTO: José Francisco Díaz Mellado)

Sobre la experiencia a bordo, todo está protagonizado por la mar y la fuerza del viento, que enseña a los jóvenes cadetes a comprender mejor cómo funciona el medio ambiente y cómo puede ser aprovechado para que el barco navegue. También se aprende a bordo la vida a bordo valores como el respeto por los compañeros y la consideración mutua, aprendiendo que el trabajo en equipo es lo que consigue que la nave sea funcional y pueda navegar de manera segura.

Merece la pena hablar del mascarón de proa de la nave, obra del afamado escultor alemán Clauss Hartmann, que ya ha esculpido más de setenta figuras para otros barcos. Una característica de Hatmann es que no imita modelos clásicos, sino que representa a mujeres actuales, con las joyas, ropas y peinados de hoy en día. En el caso del mascarón que esculpió para el Alexander von Humbolt II representa una jóven dama, para la cual empleó como modelo para la cara el rostro de su propia esposa, Birgit, suponiendo además la novedad de ser el primer mascarón que Clauss Hartmann esculpe con una sonrisa. La talla fue un encargo del empresario germano Klauss Schenker, que entregó para su elaboración un tronco de madera de fresno de un árbol de su propio jardín particular. Una vez terminada la obra la donó a la Deutsche Stiftung Sail Training como amuleto de la buena suerte para que la instalaran en la proa del buque escuela. Curiosamente Hartmann también esculpió el mascarón de proa del famoso crucero a vela Royal Clipper con la figura de la diosa Freya, que en la mitología nórdica representa un papel similar a la de la diosa Minerva (también conocida como Atenea) de la mitología grecoromana.

En estos tiempos de pandemia por el coronavirus, el mascarón de proa del Alexander von Humboldt II, obra del escultor Clauss Hartman, oculta su sonrisa con una mascarilla en homenaje a los sanitarios (FOTO: Helge Normann)

Aparte de por su característico color verde en el casco y el velamen, el Alexander von Humbolt II se considera también un barco “verde” por su respeto al medio ambiente, al tratar de navegar el mayor tiempo posible a vela y de no tirar los residuos al mar, sino que se compactan y almacenan para su posterior tratamiento en puerto, siguiendo los protocolos MARPOL reconocidos a nivel internacional en este sentido.

En los últimos tiempos el Alexander von Humbolt no solo admite jóvenes a partir de los 14 años de edad, sino que también están abiertos a recibir a bordo a voluntarios con un límite de edad de 75 años, lo que permite que prácticamente cualquier ciudadano alemán pueda disfrutar de la experiencia de navegar en un gran velero de alto bordo y visitar con el otros puertos de otros países, lo que siempre resulta una experiencia enriquecedora, y todo esto sin olvidar que este buque escuela es un participante habitual de las concentraciones Op Sail y las regatas Tall Ships Race internacionales, ayudando a promover el sentimiento internacional, la tolerancia y el entendimiento entre los pueblos a través de los barcos y la mar, si bien la actual pandemia del coronavirus parece que lo ha paralizado todo, al menos de momento…

Para no deslucir la arboladura, casi todos los buques escuela suelen llevar ocultos en el palo de mesana los escapes de los gases de los motores. Aquí se pueden apreciar los del Alexander von Humbolt II (FOTO: Corniche Boulevard)

Como colofón sobre las actividades que realiza este bonito velero hay que destacar que en estos años en los que el buque escuela Gorch Fock II (A-60) de la Deutschemarine (Marina alemana) ha estado fuera de servicio por estar sometido a profundas obras de reparación y modernización, los cadetes navales de la Academia Naval Militar de Mürwik han estado realizando su instrucción naval a bordo del Alexander von Humbolt II, gracias al acuerdo que alcazó el Ministerio de Defensa alemán con la fundación Deutsche Stiftung Sail Training, demostrando este hecho que la formación profesional a bordo de los grandes veleros sigue siendo primordial e irreemplazable para la experiencia náutica de los futuros marinos, ya que ayuda a aprender sobre la dependencia y los efectos de las corrientes, las mareas y los vientos en un buque de manera práctica.

El Alexander von Humbolt II, fotografiado desde la patrullera Alcotán del Servicio de Vigilancia Aduanera, partiendo desde A Coruña mientras se interna en un chuvasco junto a otros buques escuelas durante la Op Sail 2012. El barco era tan nuevo que aún no llevaba sus características velas de color verde (FOTO: Manuel Candal)

CARACTERÍSTICAS DEL ALEXANDER VON HUMBOLT II

Astillero: Brenn- und Verformtechnik (BVT), Bremen

Tipo: Bergantín de tres palos

Operador: Deutsche Stiftung Sail Training

Puerto de registro: Bremerhaven

Año de construcción: 2008

Botadura: 25 de mayo de 2011

Desplazamiento: 992 t

Eslora: 65 m

Manga: 10 m

Calado: 4,7 m

Aparejo: 27 velas (1360 m²)

Propulsión: Motor auxiliar diésel Volvo Penta D-16 y velas

Potencia 749 hp (551 kW)

Velocidad a motor: 10 n

Velocidad a vela: 16 n

Tripulación: 80 (entre 25 y 30 tripulantes y 50 cadetes)

Número OMI: 9618446

MMSI: 218768000

Indicativo de llamada: DDKK2

EL HOMBRE QUE NOMBRA A LOS BARCOS: ALEXANDER VON HUMBOLT

Alexander von Humboldt nació en Berlín en 1769 como hijo de un oficial prusiano. Durante sus estudios ya adquirió un amplio conocimiento en diversas disciplinas, que fue ampliando constantemente a través de intensas observaciones en la naturaleza. Después de largos preparativos, inició su primer gran viaje de investigación en 1799. Viajó al norte de Sudamérica durante cinco años y descubrió numerosas especies y fenómenos previamente desconocidos en botánica, mineralogía, astronomía y otras disciplinas. Para su trabajo científico utilizó varios dispositivos que eran muy modernos en la época, como sextantes, higrómetros y muchos otros. Así que se convirtió en uno de los fundadores (por así decirlo) de la geografía moderna como ciencia empírica.

Después de su regreso a Europa, Alexander von Humboldt comenzó a documentar sus viajes en detalle y resumió sus observaciones en el trabajo de su vida, el “Kosmos, borrador de una descripción física del mundo” de cinco volúmenes.

Los dos veleros de la fundación Deutsche Stiftung Sail Training navegando juntos en el estuario del Río Weser en septiembre de 2011, durante el acto de relevo del veterano velero al nuevo que recoge el testigo como buque escuela (FOTO: Ingo Wagner)

Además de su trabajo científico, también contribuyó al fin de la esclavitud en Europa al servicio de los reyes prusianos en la corte de Berlín, por lo que sus opiniones políticas fueron bastante ridiculizadas por la aristocracia prusiana.

Sus informes de viajes le ofrecieron a Alexander von Humboldt una gran popularidad, incluyendo la corte real prusiana, que lo distinguió con honores después de su muerte. El gran naturalista y científico Charles Darwin dijo una vez de él que “fue el científico-viajero más grande que jamás haya existido”. Debido a esta popularidad y a sus descubrimientos, una multitud de plantas y animales, así como instituciones educativas y ubicaciones geográficas, han recibido su nombre.

Al igual que su predecesor, el anterior buque escuela Alexander von Humbolt I, y en la actualidad el velero Alexander von Humbolt II, lucen con orgullo el nombre del gran científico, humanista y naturalista alemán.

Juan C. Ortiz (FORO NAVAL)

El modelo de gestión para promociomar la enseñanza náutica para jóvenes a través de una asociación o una fundación que opera un gran velero de alto bordo suele ser bastante habitual en los países de nuestro entorno europeo, siendo un buen ejemplo el representado por el hermoso Alexander von Humbolt II, lo que resultaría algo digno de que se tomara nota en nuestro pais, que suele vivir de espaldas a la mar (FOTO: José Francisco Díaz Mellado)

Una respuesta a “Alexander von Humbolt I y II. Los buques escuela verdes de Alemania

  1. Pingback: LOS BUQUES ESCUELA GORCH FOCK, SAGRES, EAGLE, MIRCEA Y TOVARISHCH. LOS VELEROS ALEMANES SUPERVIVIENTES DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL | Foro Naval·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s