Visitamos la fragata Cristóbal Colón F-105

 

UNA GRAN DEMANDA DE FRAGATAS MODERNAS

Mucho se está hablando en estos meses de las fragatas de la clase Álvaro de Bazán o F-100, más concretamente de sus derivados, como las fragatas de la clase Fridjof Nansen operadas por la Armada Real de Noruega, o los destructores AWD de la clase Hobart que opera ya la Marina Real de Australia, y todo ello con la vista puesta en los tres concursos internacionales donde el diseño de la F-100 de Navantia, cuyo más moderno escaparate es la fragata Cristóbal Colón F-105, compite en estos momentos en Estados Unidos (programa FFG-X), en Canadá (programa Canadian Surface Combatant) y de nuevo en la propia Australia (programa SEA-5000) ¿Pero qué sabemos realmente de las fragatas de la serie F-100?

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (33)

El imponente aspecto y magnífico porte de las fragatas de la serie F-100 transmiten una sensación de poderio, prestaciones y tecnología naval puntera envidiables para otras marinas del mundo, tal y como demostraron las fragatas Méndez Núñez (F-104) y Cristóbal Colón (F-105) durante su visita de descanso al puerto de Málaga (Juan C. Ortiz para Foro Naval)

VISITA DE LA FRAGATA CRISTÓBAL COLÓN (F-105) A MÁLAGA

Hace unas semanas recibimos la invitación para visitar en Málaga a la fragata Cristóbal Colón (F-105), que es el quinto buque de la clase Álvaro de Bazán y por tanto la más moderna y capaz de toda la serie F-100, alcanzándose además en su construcción un nivel de nacionalización muy superior respecto al de sus cuatro hermanas. Dicha fragata venía de realizar la CEVACO (Centro de Valoración y Apoyo a la Calificación Operativa para el Combate) en la bahía de Cádiz junto a su gemela Méndez Núñez (F-104), atracando ambas naves en el muelle Nº2 del puerto de Málaga para descansar a medio camino de la base de Cartagena, donde realizarían posteriormente una serie de calibraciones antes de retornar a su base en el Arsenal de Ferrol.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (21)

Vista frontal desde el castillo hacia el puente de la fragata Cristóbal Colón (F-105), donde se puede observar su montaje artillero, el VLS, un par de antenas del radar SPY-1D del sistema AEGIS, la dirección de tiro Dorna sobre el puente y el mástil con diferentes sensores y equipos electrónicos (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

A pie de la escala de la Cristóbal Colón (F-105) quedamos con quien será nuestro anfitrión a bordo, D. José Luis Patiño, que además de viejo amigo fue uno de los primeros administradores de nuestra asociación Foro Naval, función que tuvo que dejar por falta de tiempo. De hecho la última vez que le vimos por Málaga fue en mayo del 2009, cuando la fragata Almirante Juan de Borbón (F-102) vino para descansar de su CALOPCO (CALificación OPerativa para el COmbate). Tras saludarnos después de tanto tiempo, subimos a bordo de la Colón para disfrutar de la estupenda visita guiada que nos tenía preparada. Al día siguiente sería nuestro compañero de la asociación Foro Naval, Txema Prada, el que realizaría la visita acompañado del comandante de la fragata, el C.F. Santiago Vila Barrón.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (21)

Las fragatas Cristóbal Colón (F-105) y Méndez Núñez (F-104) descansando en el puerto de Málaga (Foto de José Luis Patiño para la 41ª Escuadrilla de Escoltas de la Armada)

¿PARA QUÉ SIRVE ESTA FRAGATA? ¿QUÉ ARMAS Y SENSORES LLEVA?

Básicamente hay que explicar que las fragatas de la serie F-100 son naves eminentemente defensivas. Su función es la de actuar como escolta, creando una burbuja protectora que neutraliza las amenazas formadas por aviones enemigos y misiles atacantes que pongan en riesgo a otros barcos o actúen contra él. Para ello va dotado del ya famoso sistema de combate AEGIS, llevando además la Cristóbal Colón la integración del nuevo programa SC&D (Spanish Command and Decision) del sistema de combate SCOMBA (Sistema de COMbate de los Buques de la Armada)

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (23)

En la superestructura sobre el puente se reparten la mayoría de los diferentes sensores y antenas de comunicaciones y guerra electrónica, destacando los característicos paneles del radar SPY-1D del sistema AEGIS (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

El AEGIS básicamente sería un radar SPY-1D de barrido lateral electrónico pasivo (PESA) en elevación y horontal, que cubre desde el horizonte en superficie hasta el espacio aereo, constando de cuatro paneles de forma octogonal, que es lo que vemos desde el exterior, compuesta a su vez de 34 celdillas en forma de panal, que emiten y reciben continuamente la señal radar, creando una gran cobertura que permite manejar 32 blancos enemigos al mismo tiempo.

El SPY-1D va colocado sobre una superestructura lo más elevada posible para optimizar el alcance todo lo que se pueda en los 360º del barco, utilizando de manera integrada unos modernos y potentes computadores para interpretar, identificar, rastrear y guiar los misiles que se destinarán a destruir los blancos enemigos de manera fiable y precisa. Para poder cubrir la zona de menos elevación, los buques estadounidenses dotados de AEGIS llevan un radar separado modelo SPQ-9B, mientras que en la Cristóbal Colón (F-105) se apuesta por el radar de fabricación española ARIES.

Fragata Cristóbal Colón Foro Naval JCO

Embudo o toma del “probe” para la recepción de combustible mediante andarivel. Se usa mucho en las maniobras de reaprovisionamiento y petroleo en la mar desde otro barco, normálmente un AOR como el BAC Patiño (A-14) o el BAC Cantabria (A-15), que son auténticos multiplicadores de fuerza para la fragata al permitirle estar más tiempo operativa en la mar. (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Otra mejora a tener en cuenta es que mientras las cuatro primeras fragatas F-100 llevan la versión Baseline III del AEGIS, la Cristóbal Colón lleva la más moderna versión Baseline V. Es por ello probable que la Armada ya haya previsto el “Retrofit” del AEGIS de las cuatro primeras F-100 según vayan pasando estas cuatro fragatas por sus grandes carenas de mantenimiento y modernización programadas, de manera que se estandaricen y homogeinicen con la quinta.

Por otra parte, hay que decir que la “gracia” del AEGIS en las fragatas españolas F-100 consiste en que el astillero Navatia (anteriormente Izar) consiguió integrar este sistema en un barco más compacto y de menor tamaño que los destructores de la clase Arleigh Burke y los cruceros de la clase Ticonderoga, con la ventaja añadida de que en las fragatas de la clase Álvaro de Bazán se consiguió instalar el radar SPY-1D en una posición más alta que en los barcos estadounidenses, de manera que detecta antes los aviones y misiles enemigos.

Esto se pudo comprobar en el verano del 2003, cuando la Álvaro de Bazán (F-101) detectaba antes los objetivos y por tanto disparaba sus misiles con más rapidez que el destructor USS Mason (DDG-87) de la US Navy en el polígono de tiro de Norfolk. Este hecho causó tal sensación al darse a conocer, que el comandante del portaaviones USS Theodore Roosevelt (CVN-71) pidió, durante la integración en su Task Group en el año 2005 y precisamente por dicho motivo, que la Álvaro de Bazán fuera el escolta más cercano al Roosevelt. Esto a su vez “mosqueó” al comandante de la Flota del Pacífico, que fue a visitar a la fragata española para conocer de cerca el motivo por el que el portaaviones quería de escolta próximo al barco de la Armada española antes que a un destructor o crucero de la propia US Navy a pesar de estar dotados con el mismo sistema AEGIS.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (5)

Vista desde el puente del castillo de próa, donde se asienta el VLS MK-41 con los misles de defensa antiaérea / antimisil y el montaje artillero MK-45 de 127 mm (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

En las fragatas españolas de la serie F-100, al igual que en otros barcos modernos, los misiles anti-aéreos y anti-misiles van estibados en un pozo vertical o VLS modelo Mk-41 de 48 celdas a modo de santabárbara. En cada celda pueden guardarse, hasta el instante que haga falta para su uso inmediato, cuatro misiles de alcance medio RIM-162 Evolved Sea Sparrow Missile (ESSM) o bien un único misil RIM-66 Standard MR de largo alcance por celda. Ambos misiles se guiarían hasta su blanco en la fase final de su recorrido mediante los dos radares de dirección de tiro modelo AN/SPG-62 FCR. La ventaja del VLS sobre los antiguos lanzadores de misiles orientables es que no hay que girar todo el contenedor de las armas hacia la amenaza para poder disparar, sino que el misil, una vez que sale volando de su pozo, se orienta hacia el blanco al instante, de forma que se ahorra un buen tiempo de reacción con la ventaja que ello supone.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (25)

Canasta con dos contenedores de misiles anti-buque RGM-84 Harpoon. A cada banda hay una, pudiendo llevar ocho en total (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Los misiles anti-aéreos se complementan con los misiles anti-buque RGM-84 Harpoon, que van en un par de canastas cuádruples para sujetar los ocho contenedores-lanzadores instalados simétricamente respecto a la linea de crujía en cada banda y a la altura del combés de la fragata, si bien en tiempo de paz no llevan las canastas con su dotación de SSM al completo. Además, si en algún momento se decidiese por el Gobierno, se podrían incorporar también los famosos misiles de crucero para ataque a tierra BGM-109 Tomahawk desde el VLS, igualmente en configuración de uno por celda, y que aportarían a nuestro país una capacidad de disuasión formidable en caso de que se adquieran.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (13)

Uno de los dos cañones polivalentes MK-38 de 25 mm instalados sobre el techo del hangar (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Sobre el hangar del helicóptero hay instalados dos cañones Mk-38 de 25 mm para defensa cercana y manejados remotamente desde el C.I.C. (Centro de Información y Combate), si bien para quien escribe estas lineas se echa en falta un sistema de defensa en punto tipo CWIS más capaz y contundente, al estilo de los antiguos MEROKA que aún portan las fragatas anti-submarinas de la serie F-80 o clase Santa María, ya que da la sensación de que la Armada confía demasiado en la eficacia de los misiles en las F-100, por lo que en caso de que estos no acierten el blanco (aunque sería raro puede ocurrir), se tendría que confiar como último recurso en las contra-medidas del modelo FMC SRBOC Mk-36, que se dispararían desde cuatro lanzadores múltiples repartidos por las superestructuras de la fragata creando una cortina de chaffs de calor y tiras de metal que simularían para el misil atacante el volumen y la energía que irradiaría el barco, con el objetivo último de engañarlo y que no se acierte.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (3)

Morteros lanza-contramedidas del modelo FMC SRBOC Mk-36. En total hay ocho conjuntos repartidos por la superestructura principal (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

En la proa, por delante del VLS hay un cañón multipropósito MK-45 Mod.2 de 127 mm, que gracias a la dirección de tiro DORNA modelo RTN-3 que lleva asociada puede abatir blancos navales, terrestres y aéreos. Igualmente, para abatir objetivos más pequeños, como lanchas terroristas y embarcaciones ligeras, se dispone de cuatro ametralladoras pesadas Browning M-2 de 12,70 mm, montadas dos a cada lado del castillo y otras dos a cada lado sobre el techo del hangar, junto a otras dos ametralladoras medias MG-3 de 7,62 mm en las aletas del puente, que ayudarían a complementar a los dos MK-38 antes citados.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (1)

Bola FLIR-IRST fabricada por Tecnobit. Varios de estos medios optrónicos están repartidos en diferentes ángulos del barco, siendo los ojos del CIC para ver el exterior, tanto de día como de noche (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Para la lucha bajo el agua la fragata dispone de dos montajes de tubos lanzatorpedos doble MK-24 Mod.9 de 324 mm con una disponibilidad total de 12 torpedos MK-46 Mod.5 que junto al sonar de casco modelo LWHP-53SN trataría de localizar y destruir, si fuera necesario, cualquier amenaza submarina, si bien la carencia de un sonar remolcable tipo  ATAS o TACTAS o similar limita bastante la capacidad antisubmarina. No obstante, gracias a la posibilidad de poder embarcar un helicóptero SH-60B LAMPS III Seahawk con su buena capacidad enfocada a la lucha anti-submarina (aunque también puede atacar objetivos en superficie) gracias a sus sensores y armas, dicha carencia es compensaba en buena medida. Precisamente para defenderse de los torpedos que puedan lanzarles los submarinos enemigos, la fragata cuenta con un sistema acústico anti-torpedos AN/SLQ-25A Nixie que trataría de engañarlos para que no acierten su blanco.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (27)

Vista desde el castillo de la Cristóbal Colón (F-105) a la popa de la Méndez Núñez (F-104) donde se puede apreciar en su esquina derecha las dos salidas de los señuelos acústico anti-torpedos AN/SLQ-25A Nixie (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

No debemos pasar por alto las dos útiles lanchas semirígidas tipo RHIB, del modelo Zodiac Hurricane equipadas con motor fueraborda y con recubrimiento anti-balas en el flotador envolvente del casco, que se usa sobre todo para los abordajes que efectúan los Trozos de Visita y Registro cuando han de acudir a realizar un registro en un barco sospechoso o para realizar una misión de rescate y salvamento en la mar. Esto suele suceder muy a menudo en misiones internacionales como la operación Atalanta (contra la piratería en el Índico) o la operación Sophía (contra las mafias de tráfico humano en el Mediterraneo)

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (14)

Una de las dos RHIB Zodiac Hurricane de la fragata. Cada una está bautizada con el nombre de las carabelas con las que Colón descubrió América (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Una de las mejoras que más llama la atención de la Cristóbal Colón (F-105) sobre sus cuatro hermanas de la serie F-100 son las estaciones de contra-medidas y guerra electrónica RIGEL, diseñados por la empresa española Indra y diferentes a los habituales Sainsel, al ir encapsulados en unos domos con forma de bola, así como nuevos detectores de láser y perturbadores más modernos y eficaces de la familia SLQ-380 Aldebarán (también de Indra) y CESELSA Regulus Mk 9500.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (26)

Por encima de los paneles del radar SPY-1D y junto a la base del mástil, se pueden ver los domos de guerra electrónica. También hay varias antenas de comunicaciones, detectores láser e identificadores IFF junto a los radares de navegación (Foto Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Llama también la atención que el hangar de la Cristóbal Colón F-105 es más grande que en el resto de las fragatas de la clase Álvaro de Bazán, ya que puede dar cabida al nuevo helicóptero NH-90 Caimán, que es de mayor volumén que el ya clásico SH-60B Seahawk que suelen llevar siempre las fragatas de la Armada española.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (22)

Sobre el techo del hangar hay instalados diferentes domos protectores que contienen en su interior antenas y receptores de varios tipos, destinados a las comunicaciones por satélite, la navegación satelital, la identificación IFF “amigo / enemigo”, un detector de “iluminación” de radar enemigo, un FLIR, señales de vuelo para el helicóptero, etc. (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Merece la pena destacar que la fragata Cristóbal Colón, como con el resto de sus hermanas, el casco ha sido estudiado para reducir su firma radar y acústica, gracias al diseño de unas avanzadas formas en su casco y en las palas de sus hélices propulsoras, con capacidad de modificar el ángulo de su geometría. Incluso su proa ha sido estudiada con unas forma ancha y robusta, de tipo atlántico, para que el barco remonte las olas y embarque la menor agua posible en el castillo. Esto le da un carácter propio muy diferente, por ejemplo a las nuevas fragatas y destructores italianos, que tienen una proa más fina y esbelta, de tipo mediterráneo, que hace que corte mejor las olas y las atraviese en vez de remontarlas, pero a costa de embarcar más agua en el castillo.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (0)

En esta vista de las fragatas Cristóbal Colón (F-105) y Méndez Núñez (F-104) se puede observar las diferencias de diseño de las chimeneas (con y sin solapa). Iguálmente se pueden ver las formas rectas y angulosas del diseño de sus cascos y superestructuras, que ayudan a minimizar la firma radar (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

A nivel “estético” hay una diferencia que salta a la vista, incluso para quienes no están familiarizados con estas fragatas, que es la ausencia de la “solapa” en la salida de gases o chimenea proel que tienen las cuatro primeras F-100. Resulta que cuando se empezó a operar con la fragata Álvaro de Bazán (F-101) se pudo observar que desde dicha chimenea, que está unida a la superestructura que contiene las antenas del radar SPY-1D, salía junto con los gases de la combustión de los motores una carboncilla que, a modo de polvo, se iba depositando sobre las superficies de las dos antenas del AEGIS que están orientadas hacia los extremos de popa, por lo que existía el riesgo de que se mermara el rendimiento del radar. Este problema se solucionó muy fácilmente mediante la colocación de una “solapa” que aleja la salida de los gases. Ya con la quinta fragata F-100 se mejoró el diseño de la chimenea proel, con lo que la Cristóbal Colón (F-105) ya no lleva esa característica “solapa” que si tienen el resto de sus hermanas.

A nivel técnico, las chimeneas disponen de unos sistemas que enfrían y disipan la salida de los gases provenientes de la combustión provocada por el funcionamiento de los motores, de manera que se enmascara el calor que habituálmente se acumula en esta parte del barco. Esto es así al objeto de dificultar la localización de la fragata mediante dispositivos de búsqueda termal o de infrarrojos por parte de un posible enemigo.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (17)

Vista de una de los dos antenas de radar de dirección de tiro modelo AN/SPG-62 FCR para el guiado terminal de misiles antiáéreos /anti-misil. También se puede observar un detector de radar, un detector láser y una antena IFF (Foto Juan C.Ortiz para Foro Naval)

Resta decir sobre sus prestaciones que la fragata Cristóbal Colón (F-105) tiene un desplazamiento: de 6.391 toneladas, una eslora de 146,72 metros, una manga de 18,6 metros y un calado de 4,75 metros. Puede alcanzar una velocidad máxima cercana a los 29 nudos, si bien nos consta que alguna F-100 ha llegado a superar los 30 nudos a velocidad sostenida, como por ejemplo la Méndez Núñez (F-104) durante el secuestro del atunero Alakrana por piratas somalies en el Índico. La velocidad de crucero es de 18 nudos, con la que puede alcanzar una autonomía de 4.500 millas naúticas.

¿CÓMO ES LA VIDA A BORDO DE UNA FRAGATA?

Siempre que se habla de un barco de guerra lo que más se suele tener en cuenta es la calidad y cantidad de sensores y armas que puede portar, pero habitualmente se suele obviar a los marinos que operan esos sistemas y la forma de vida a bordo. En Foro Naval tuvimos la fortuna de compartir unas horas en la Cristóbal Colón con su dotación, compartiendo el espacio donde viven a diario y comiendo lo mismo que ellos.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (7)

Cámara de la Marinería. Hace las veces de comedor y sala de estar (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Sobre la comida hay que decir que está buena y es abundante, pudiéndose repetir con la condición de que no se desperdicie. El menú es siempre igual para todos, es decir, que tanto oficiales, como suboficiales y marinería comen lo mismo, si bien cambia la manera de gestionar el servicio. Por ejemplo, en el comedor de marinería el sistema de reparto del menú es por autoservicio mediante “barra americana” por la que se va pasando la bandeja donde se depositan los platos, de manera que se sirve de manera rápida y ágil para un mayor número de personas. En la Cámara de Suboficiales se come con mantel, pero igualmente hay que pasar por la barra de la repostería para servirse los platos, al estilo del comedor de una Residencia Universitaria o un Colegio Mayor. La Cámara de Oficiales es parecida a la de Suboficiales, también con mantel en la mesa, pero siendo el menú servido por los reposteros. El comandante del barco cena solo en su cámara, si bien suele compartir el almuerzo con sus oficiales. También es quien le da todos los días el visto bueno al menú que comerá todo el mundo a bordo.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (18)

Cámara de suboficiales. Este es el comedor, donde también se hace vida común en los descansos. Tras un mamparo hay un pequeño salón en forma de “L” (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

El tema de la comida es de suma importancia en un barco, sobre todo cuando se pasa largas temporadas de navegación lejos de casa. Si la comida es buena y se va variando todos los días el menú, se hace más apetecible de consumir, de forma que se hace más llevadera la vida a bordo y se tiene la moral más alta. También debe ser sana y equilibrada, para evitar la falta o el exceso de calorías. A este respecto el barco dispone de una amplia cocina, dotada de superficies de trabajo y montaje, grandes marmitas, fogones, hornos, lavaplatos automatizados y cámaras frigoríficas, siendo muy parecido a lo que se puede encontrar en un gran hotel o restaurante. El aspecto general es de estar todo limpio y en su sitio, lo que es muy importante por motivos higiénicos. De hecho los muebles de aluminio de la cocina y de la repostería brillan.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (4)

La cocina del barco es donde los cocineros elaboran los distintos menús que se dan a lo largo del día en el barco. El buen hacer de sus profesionales tiene un efecto directo en la moral de la dotación. Su estado de limpieza es impoluta (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Importante es destacar también la panadería. En la mar se hace pan todos los días, teniendo en cuenta además que los españoles comemos de media tres veces más cantidad de pan que el resto de europeos, lo que influye en el trabajo que el panadero de la fragata realiza en el mastrén todas las madrugadas.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (13)

Los pasillos del barco, que lo recorren de punta a punta a modo de corredores, sirven también para guardar de manera ordenada y de fácil accesibilidad los diferentes equipos de seguridad de uso inmediato, como máscaras de gas, botellas de oxígeno, extintores, mangueras contra-incendios, mangas de ventilación, botiquines, puntales de apuntalamiento, herramientas, etc.  Las tuberías y cableados que recorren el techo quedan a la vista para así localizar fácilmente cualquier avería o rotura. También hay varias fuentes de agua, tipo baca, repartidas por el buque para facilitar a la dotación el poder beber fácilmente (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Existen en la fragata varios espacios habitables comunes, que son las diferentes cámaras de Oficiales, Suboficiales y Marinería. A nuestro entender estos espacios son muy importantes, ya que tras pasar varias horas por los diferentes sollados y pasillos llenos de tuberías, cableado, equipos, contadores, cajones, tambuchos, armarios y materiales estibados por todas partes, el poder tener un espacio confortable y acogedor donde descansar, charlar con los compañeros o ver la televisión, hace que todo sea más agradable y se mejore la habitabilidad, pudiendo así “desconectar” del trabajo, que en los barcos es constante y exigente.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (10)

Puente de gobierno. Desde aquí se pilota la fragata en cuanto a dirección y velocidad. Está dotado de diferentes consolas donde se reflejan los informes meteorológicos, los avisos de navegación, la posición de navegación por satélite, las comunicaciones con el tráfico marítimo, los datos del radar de navegación para localizar otros barcos, el perfil de la costa y cualquier obstáculo que haya por delante, etc. (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Para descansar existen una serie de cámaras que hacen las veces de dormitorios. Lejos de los antiguos sollados donde se colgaba un coy de un bao del techo (como los viejos destructores de la clase Churruca donde sirvió mi padre entre los años cincuenta y sesenta del pasado siglo) estas nuevas cámaras son de aspecto moderno y confortable, muy similares al de los actuales buques mercantes. Se duerme en literas con amplios colchones de un metro noventa. La marinería comparte seis literas por cámara. Los suboficiales cuatro por cámara y los oficiales normalmente dos por cámara. Cada cámara dispone de su propio baño, con lavabo, ducha y sanitario, que funciona por vacío (igual que en los submarinos). El aspecto de estos baños recuerda mucho al de los pequeños yates y veleros deportivos, como por ejemplo el de un catamarán Lagoon o similar. Cada cámara dispone también de taquillas, un escritorio con ordenador de mesa y varios enchufes donde se pueden cargar teléfonos y dispositivos móviles. Todo esto hace que se mejore la habitabilidad y la calidad de vida a bordo notablemente.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (9)

Es gimnasio del barco es muy importante a la hora de desconectar del trabajo y mantenerse en buena forma física. Esta dotado de toda clase de máquinas de ejercicios biosaludables, cardio y pesas (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Sobre la calidad de vida llama la atención que existe un gimnasio dotado de toda clase de máquinas y herramientas de ejercicios, incluyendo incluso un monitor de televisión de buen tamaño donde visionar DVDs o poner música que motive y haga disfrutar del rato de deporte.

Igualmente hay que destacar el servicio de lavandería, que también influye en hacer más confortable y llevadera la vida bordo al proporcionar ropa limpia y planchada con regularidad para la dotación. Por otra parte también es conveniente mencionar que existe a popa una pequeña cámara habilitada como barbería-peluquería, lo que permite que la dotación pueda acicalarse con la misma facilidad que cualquier persona en una ciudad en tierra firme.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (29)

La gestión de los residuos que genera el barco son tratados de manera sostenible y medioambientálmente  respetuosa mediante la compactadora y la incineradora, siguiendo las directivas que la Unión Europea emite al respecto. (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Tampoco se debe dejar pasar por alto las máquinas compactadora e incineradora que van instaladas a bordo, y que permiten tratar las basuras y residuos que se generan en el día a día del barco, resultando una buena muestra del compromiso de la Armada por el respeto medioambiental y la sostenibilidad, según los estándares de las directivas de la Unión Europea.

SERVICIOS OPERACIONALES

Durante la visita guiada por el interior de la fragata, nuestro anfitrión, tras visitar el puente de gobierno, nos lleva al “Sancta Sanctorum” del barco. Se trata del C.I.C. (Centro de Información y Combate) que se haya ubicado debajo del puente, en la zona más restringida, blindada y protegida del barco. Se trata de un lugar ciertamente misterioso, frío y oscuro, lleno de ordenadores, monitores y consolas que muestran toda la información que recogen los diferentes radares y sensores de la nave. Desde aquí el comandante, gracias a sus operadores, obtiene todos los datos que necesita en caso de combate y se gestiona y toma las decisiones sobre las acciones a llevar a cabo.

Cada consola y monitor  del C.I.C. pueden mostrar multitud de factores, como el estado de las armas y las contra-medidas, posición del barco y sus aliados (ya sean otros barcos, aeronaves, etc), recolección y presentación de informes y datos de inteligencia, control del entorno ya sea en la superficie, en el aire o bajo el agua, posición de los objetivos enemigos, avisos de “pintadas” laser y/o radares enemigos que estén “iluminando” a la fragata, identificación de ataques enemigos y en qué tipo de armas y número consiste dicho ataque, estado del barco en caso de recibir daños, comunicaciones con otros barcos o el cuartel general, pronósticos meteorológicos, ineterferencias electrónicas provocadas por el enemigo y los medios para neutralizarlas, así como cualquier otra información que sea de interés o se pueda necesitar a la hora de la toma de decisiones en el combate.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (16)

El C.I.C. es el “cerebro” de la fragata Cristóbal Colón (F-105). Desde aquí se gestiona toda la información que recogen los diferentes radares, sistemas y sensores, y se decide sobre las acciones a tomar (Foto de Txema Prada para Foro Naval)

Llega un momento que hace tanto frío en el C.I.C. que pido salir de allí. El motivo de dicha temperatura es para eliminar la humedad y evitar el sobrecalentamiento de los potentes ordenadores y demás equipos electrónicos que se operan en la sala, ya que cuando están a pleno rendimiento podrían generar demasiado calor y producir averías y fallos de funcionamiento por sobrecalentamiento, por lo que se hace necesario que todo esté bien refrigerado, obligando a los operadores vestir ropa de abrigo cuando están trabajando. También hay que explicar que sala siempre se mantiene en penumbra para que se pueda visionar mejor los monitores, que de esta manera destacan más.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (8)

Monitores del Control de Daños. Desde esta sala se gestiona y controla cualquier avería, daño o suceso que pueda afectar a la supervivencia e integridad de la fragata, por lo que siempre hay personal de guardia aquí (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Otro punto realmente interesante es la sala del Control de Daños, que estaría situada en la misma cubierta pero más a popa del C.I.C. y en una ubicación igualmente protegida, casi en el centro de la nave. Aquí hay varios monitores donde se visualiza información sobre el estado de seguridad e integridad del barco, e incluso si las escotillas o las compuertas y accesos del barco están abiertos o cerrados. Es por ello que siempre hay personal de guardia en su interior. Aquí hay guardados uniformes ignífugos, cascos de bomberos y herramientas. También hay unas grandes carpetas de metal atornilladas en el mamparo que hace de pared, y que muestran dibujos de secciones y gráficos de todo el barco, sirviendo como redundancia de seguridad en caso de que fallen los ordenadores por falta de energía. Desde el Control de Daños se gestionaría cualquier clase de emergencia que se pueda dar, ya sea una vía de agua, un incendio, una avería o cualquier daño que se pueda producir en combate por el impacto de un torpedo, una mina, un misil o un proyectil enemigo en caso de que superasen las defensas.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (11)

En la sala de Control de Daños hay unos grandes gráficos esquemáticos de papel, protegido en plástico y metal, que son de gran utilidad para consultar en caso de que, por culpa de una situación extrema causada por un accidente o un ataque, el barco se quede sin energía para los ordenadores y monitores de presentación de datos (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

También nos explicaron que actualmente en vez de gas Halon o CO2 para la lucha contra-incendios (que es tóxico y al ser más denso quita el oxígeno que alimenta un incendio al ser un gas inerte con el consecuente riesgo de axfisia) en el barco se usan nebulizadores de agua, que crea una fina lluvia en forma de niebla que extingue un posible incendio a bordo de la nave, con lo cual ya no es necesario evacuar la zona afectada.

Aparte de en el Control de Daños, todos los pasillos del barco tiene multitud de herramientas de rápido uso, listones de madera y ajustables de acero para apuntalar, mangueras y bocas de incendio, botiquines de primeros auxilios, camillas, máscaras anti-gas del tipo “Full-Face”, mangueras de ventilación de gases y humos, así como cualquier cosa que se pueda necesitar en caso de emergencia, lo que nos recuerda a cada instante la función para la cual ha sido construido y equipado este barco.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (30)

Junto al Control de Daños hay unos grandes armarios que contienen toda clase de herramientas y piezas de recambio que se puedan necesitar durante una emergencia. También se guardan aquí los trajes ignífugos y otros equipos de emergencias y primeros auxilios, que igualmente están replicados por los diferentes pasillos y corredores del barco (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Una de las mejoras de la Cristóbal Colón (F-105) sobre el resto de sus hermanas está en su propulsión, que si bien es la habitual CODOG (Combinación de motor Diesel para navegación de crucero y turbina de Gas para máxima velocidad) que montan todas las fragatas de la serie F-100, aquí lleva un nuevo motor Caterpillar-Bravo 16V (montado sobre unos soporte elásticos, tipo Silentblock, para reducir su firma acústica), que aumenta su velocidad máxima con respecto a la anterior versión que montan sus hermanas junto a la turbina General Electric LM2500. La Colón lleva también un empujador de proa de 850 kW para maniobrar en las aguas restringidas de puerto que las otras cuatro fragatas hermanas de la serie F-100 no disponen.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (6)

Uno de los dos enormes motores diesel Bazán Bravo-16V que propulsan a la fragata. En un contenedor hermético situado al lado está una de las dos poderosas turbinas de gas LM-2500 para altas velocidades (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Los motores diésel y las turbinas de gas van en grupos de 1+1 en dos salas de máquinas separadas y aisladas la una de la otra, de forma que en caso de que el barco sufra un ataque y haya un impacto afortunado del enemigo no se inutilicen ambos grupos propulsores. Es por ello que estas fragatas tienen dos tomas de aire y dos conjuntos de chimeneas separadas para la expulsión de los gases de los motores. Cuando los grupos propulsores están en funcionamiento nadie permanece en esa ubicación, así que se gestionan desde unos monitores que están situados por encima y que permiten controlar su funcionamiento y conocer en cada momento su estado  y necesidades de mantenimiento.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (19)

Monitores y paneles de control de una de las dos la salas de máquinas de la fragata. Desde aquí se controla y gestiona el estado, rendimiento y funcionamiento de las turbinas y motores que propulsan el barco. (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

La fragata dispone también de una sala de consulta y otra de intervención sanitaria, tipo hospital y enfermería, que permite la atención primaria e intervenciones quirúrgicas de emergencia, para lo cual esta dotado de todo lo necesario, incluido máquina de rayos X para radiografías y farmacología. Dicha sala está situada con rápido acceso desde el hangar de helicópteros y la cubierta de vuelo, de modo que no se pierda nada de tiempo en caso de realizar una evacuación sanitaria de emergencia por aire o recibir un MEDEVAC. Resulta iguálmente curioso conocer el dato que, en caso de ser necesario, el comedor de marinería podría transformarse en un hospital improvisado, de forma que las amplias mesas pueden ser usadas como camillas para atender heridos tras el triaje. De hecho hay varias mesas plegables de comedor que podrían subirse al hangar del helicóptero, a modo de camillas, para montar un punto de atención médico-sanitaria de emergencia.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (20)

Sala de enfermería y quirófano. Aquí los especialistas sanitarios de la fragata pueden realizar intervenciones primarias y de emergencias médicas, triajes y curas. También dispone de una amplia farmacología. Su ubicación esta cerca de la cubierta de vuelo para facilitar un MEDEVAC con el helicóptero (Foto Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Otro punto realmente interesante es la cámara estanca de limpieza NBQ (Nuclear, Biológico y Químico) que estaría situada aproximadamente debajo del hangar de helicópteros. Aquí es donde se procedería a la limpieza y descontaminación del personal que haya estado expuesto a estas condiciones, recordando su aspecto al de una una cámara hiperbárica grande, ya que se trata de un espacio sellado para que no salgan de ahí los agentes contaminantes, evitando exponer a ese peligro al resto de la dotación de la fragata.

A este respecto del NBQ es necesario destacar que el barco dispone de una función ciudadela, que una vez cerrada herméticamente impediría la entrada al interior del barco de agentes contaminantes externos, gracias a que se crearía una sobrepresión y a que se cerrarían todos los conductos de ventilación. También unos filtros de carbón activo limpiarían el aire que circula por el interior gracias al aire acondicionado. El exterior de la fragata se limpiaría mediante el empleo de unos potentes chorros de agua repartidos por el castillo, combés, toldilla y coronamiento del buque que, en caso necesario, pueden contener agentes descontaminantes para hacer frente a los elementos NBQ ambientales.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (15)

Traje ignífugo de bombero, traje de protección NBQ y traje de neopreno para buceo y socorrismo acuático. A bordo de las fragatas de la Armada española se presta una gran atención a los medios personales de protección y exposición a situaciones extremas (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

ANÉCDOTAS E HISTORIAS

Seguramente nos dejaremos muchas cosas de la visita en el tintero, ya que fueron más de cinco horas recorriendo el barco y compartiendo anécdotas e historias, como el viaje hasta las Antípodas para ayudar en el adiestramiento de la RAN (Royal Australian Navy) con los nuevos destructores AWD de la clase Hobart, cuyo diseño se basa en la fragata Cristóbal Colón (F-105), la participación en el Anzac,s Day homenajeando a los soldados australianos caidos en el desembarco de Gallipoli durante la Campaña de los Dardanelos en la Primera Guerra Mundial, el regalo del Canguro de la RAN con los colores españoles como muestra de amistad entre la Armada española y la Royal Australian Navy, las muchas maniobras conjuntas con la flota de la Marina Real Australiana, el tornaviaje de regreso a España completando la vuelta al mundo, la celebración de los Sanfermines a bordo, el repetir dos veces el mismo día a modo del “Día de la Marmota”, la visita al puerto de Singapur, el cruce del canal de Suez primero y de Panamá después, el recoger el nuevo helicóptero SH-60F para la FLOAN en Estados Unidos, sufrir los grandes temporales del océano Pacífico con olas inmensas y la celebración de la fiesta por cruzar el Ecuador. Desde estas lineas invitamos a algún valiente de la dotación de la fragata Cristóbal Colón (F-105) a que no deje perder todas estas historias y se atreva a recopilarlas y publicarlas, ya que serían tan interesantes como la crónica de la vuelta al mundo que realizó D. Casto Méndez Núñez con su fragata acorazada Numancia tras finalizar victorioso la campaña del Pacífico.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (2)

Las cinco fragatas de la serie F-100 navegando juntas para dar la bienvenida a la Cristóbal Colón (F-105) tras su regreso desde Australia dando la vuelta al mundo (Foto de Manuel Candal para Foro Naval)

Hay una cosa que no se nos pasó desapercibida, y es el sumo interés que los suboficiales de la fragata tienen por tener el barco en perfecto estado en todo momento, no había nada fuera de su sitio y todo estaba en su lugar. También se veía un gran interés en que la dotación aprovechara el tiempo libre para estudiar y aprender cosas nuevas. Se le da mucha importancia a la formación y al conocimiento de todos los elementos y funciones de la fragata para así poder sacar el máximo aprovechamiento, lo que en cierto modo nos recordaba a lo que Tom Clacy escribia en sus libros de tipo divulgativo sobre el cuerpo de suboficiales de la Armada y Marines de los Estados Unidos, al afirmar que “son los depositarios de las tradiciones y de la innovación, al mismo tiempo que aportan el Ethos (carácter) que le da personalidad a la Institución y que aportan el motor humano que la hace funcionar a diario”, así que esta idea es, según creo, extensible también a la Armada española, visto lo visto. Ya no se ven los antiguos “chusqueros” de la Mili por ninguna parte. Ahora se ven profesionales que tienen una gran formación, que son responsables y que saben lo que hacen.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (12)

Debajo de la cubierta de vuelo se encuentra el motor del RAST, cuya función es ayudar al anaveaje del helicóptero SH-60B Seahawk en condiciones de mala mar mediante la sujección de un cable de acero a la panza de la aeronave, que luego va cobrando mediante este torno hasta que toma sobre la pista de manera segura y sin que se caiga al mar (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Iguálmente merece la pena destacar que los miembros de la Armada tienen un gran interés en dar a conocer a la sociedad su institución, así como su trabajo y los medios de los que disponen para servir a nuestro país. De hecho me llamó la atención algunos comentarios, a modo de lamentación, sobre la pena que les daba a la dotación de las naves el ver las largas colas de ciudadanos que esperaban poder visitar las dos fragatas atracadas en el puerto de Málaga y que iba a ser materialmente imposible sacar tiempo para que todos tuvieran la oportunidad de poder subir a bordo.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (31)

Rocosqui a pie de escala de la Cristóbal Colón (F-105) elaborado por la dotación de la fragata para dar la bienvenida a quienes visitan su barco. (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

De todas formas esta fragata, que fue entregada a la Armada española en el año 2012 pronto pasará por su primera carena, ya que el Estado Mayor de la Armada, de acuerdo con el fabricante Navantia, tiene programados cada seis años una revisión en profundidad de sus fragatas F-100, y en verdad este barco, aunque es prácticamente nuevo (de hecho aún huele a nuevo, como dijo un visitante malagueño) ya lo va necesitando, puesto que su actividad ha sido incesante y prácticamente no ha parado de realizar maniobras (muchas de ellas internacionales) y de viajar por todo el mundo en estos seis años de vida.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (22)

Algunos obsequios y recuerdos de la Fragata Cristóbal Colón (F-105) Destaca la medalla conmemorativa acuñada con motivo de la misión en Australia y el viaje de circunnavegación al planeta y el pin de serie limitada con el perfil del buque. (Foto de Juan C. Ortiz para Foro Naval)

Desde aquí ya solo nos queda dar las gracias al subteniente D. José Luis Patiño y a sus compañeros suboficiales por el cariño y paciencia con la que nos trataron durante nuestra estancia a bordo de la fragata Cristóbal Colón (F-105), siendo extensible el agradecimiento al Sr. Comandante don Santiago Vila Barrón, por atender todos ellos a nuestras preguntas y explicarnos todas las cosas de interés del barco, que no fueron pocas, así como agradecer los bonitos presentes que nos entregaron a modo de recuerdo. Esperamos volver a tener pronto a estos amigos de vuelta por Málaga para disfrutar de su compañía.

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (1)

El Capitán de Fragata D. Santiago Vila Barrón, comandante de la Cristóbal Colón (F-105) posa junto al nieto de nuestro compañero de Foro Naval Txema Prada. La Armada española presta mucha atención a las relaciones sociales, con la finalidad de dar a conocer su trábajo a la ciudadanía (Foto de Txema Prada para Foro Naval)

Fragata Cristóbal Colón F-105 Foro Naval (1+)

El autor del artículo posa junto a sus anfitriones y guías a bordo de la fragata Cristóbal Colón (F-105) agradeciendo el gran trato recibido (Foto asociación Foro Naval)

Juan C. Ortiz (FORO NAVAL) 10/02/2018.

Fragata Cristóbal Colón Foro Naval

La fragata Cristóbal Colón F-105 siendo sobrevolada por un helicóptero SH-60B LAMPS III de la FLOAN durante un ejercicio de adiestramiento en el golfo de Cádiz (Foto: Gabinete AJEMA)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s